Gestión del riesgo operativo en el sector bancario: el papel de los recursos IT

Fecha: Mar, 13/01/2015 - 12:48 Fuente: Por David Alejandro Martínez, CIO del Solution Center de Praxi

Los recursos IT tienen un gran papel que cumplir para que estos procesos de adaptación al nuevo panorama bancario y financiero se realicen de manera exitosa
Gestión del riesgo operativo en el sector bancario: el papel de los recursos IT

David Alejandro Martínez, CIO del Solution Center de Praxis

Imagen cortesía de Praxis

Las nuevas normativas internacionales provocadas por la reciente crisis del sistema financiero  mundial obligan a las entidades financieras, bancarias y de seguros a adaptar sus procesos de negocio con el objetivo de asegurar un mayor control del riesgo operativo. No solo eso, la coyuntura económica ha provocado una serie de fusiones y reconversiones que han cambiado el mapa de la banca. En España, la desaparición de las Cajas de Ahorroha sido el movimiento más llamativo, pero no el único. Los recursos IT tienen un gran papel que cumplir para que estos procesos de adaptación al nuevo panorama bancario y financiero se realicen de manera exitosa.
En un análisis superficial, podría parecer que estos cambios afectan sobre todo a las políticas de gobierno corporativo relacionadas con la gestión de riesgos. Nada más lejos de la realidad. Los cambios se extienden en toda la organización bancaria y los recursos de IT son, precisamente, uno de los cuatro pilares básicos de la gestión del riesgo operativo, lo que significa que las entidades financieras deberán apoyarse fuertemente en estos servicios para cumplir con los nuevos requisitos de la banca internacional. La planificación y las prácticas de administración eficiente que desempeñan los responsables de IT –especialmente en lo relativo a gestión de riesgos operativos- es vital para llevar a cabo con éxito la adaptación a los nuevos tiempos.
Recordemos que las regulaciones salidas del Comité de Supervisión Bancaria Basilea II establecieron unos requisitos mínimos de capital, un proceso de supervisión de fondos propios y disciplina de mercado, entre ellas, normas de transparencia y publicación periódica de información. Normas que Basilea III ha venido a endurecer. Pues bien, para que puedan ser objeto de auditoría, todos los procesos de las entidades financieras deben automatizarse y registrarse adecuadamente. Lo contrario puede suponer grandes perjuicios para las entidades financieras que no cumplan con estos requisitos de transparencia.
Paradójicamente, la necesidad de contar con mayores previsiones de capital puede hacer que se reduzcan las partidas presupuestarias destinadas a otros departamentos, entre ellos el de IT, no considerado “productivo” como tal. Por ello, los CIOs deben esforzarse en presentar proyectos que tengan sentido real para el negocio y estén alineados con el cumplimiento de la actual normativa y explicarlo así los diferentes órganos de decisión.
Uno de los retos actuales del sector bancario y financiero es alinear los objetivos de IT con los objetivos empresariales. La clave del éxito en este sentido radica en evitar errores de implementación de los proyectos IT debidos a una mala planificación, escasa alineación con las estrategias generales y falta de recursos para implementar dichos proyectos. Los CIOs, además, deben explicar que la inversión en IT no ofrece un retorno directo al negocio, sino que se deben cuantificar las actividades que se ven beneficiadas por su gestión.
La clave es implementar soluciones de arquitectura empresarial que permitan alinear, documentar y medir los objetivos estratégicos de cada organización en función de los recursos y procesos disponibles. En el caso de las fusiones bancarias, esta arquitectura IT permitirá realizar una correcta alienación de objetivos y evitar duplicidades, entre otros.
El abanico de soluciones disponibles en el mercado es muy amplio y adaptable a las necesidades y tamaño de las entidades. Desde aplicaciones de software libre hasta aplicaciones de alto alcance a medida, estas soluciones son, simplemente, herramientas necesarias que convierten a las IT en un factor de éxito para el negocio. Aunque Basilea III ha dado un plazo suficiente (hasta 2018) para completar las adaptaciones a algunos aspectos de la normativa, no es conveniente esperar hasta el último momento. El motivo es que no solo es una cuestión de cumplimiento legal: las entidades más competitivas son, a partir de este momento, aquellas que han sabido dotar  las IT de la relevancia que tienen en el sector bancario y financiero.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar