Cinco tendencias de la gestión de datos que las empresas deben tener en cuenta en 2015

Fecha: Vie, 30/01/2015 - 11:57 Fuente: Dpto. de comunicación de Stibo Systems

Stibo Systems predice que la experiencia de marca unificada, una mayor seguridad y el ascenso de la figura del Director Digital serán algunas de las tendencias clave en la gestión de datos

Cinco tendencias de la gestión de datos que las empresas deben tener en cuenta en 2015 Imagen cortesía del Dpto. de comunicación de Stibo Systems

Se ha estado hablando mucho del Big Data durante los últimos años, pero no ha sido hasta 2014 cuando las empresas han comenzado de verdad a tener en cuenta los datos para tomar sus decisiones empresariales. Por ejemplo, Zara anunció que estaba usando datos y nuevas tecnologías para rastrear productos en tienda y así tomar decisiones más inteligentes y a medida. Esto se traduce en que cada vez que una prenda se vende, los datos provenientes del chip RFID (identificación por radio frecuencia) solicitan de inmediato un pedido al almacén para enviar un artículo idéntico y así reponer el que se acaba de vender.
En 2015 veremos empresas dando un paso más en este escenario, transformándose en organizaciones completamente dirigidas por el análisis de datos. Sin embargo, esto requerirá un cambio fundamental en el pensamiento y el enfoque. Invertir en las herramientas y tecnologías adecuadas es esencial, pero para que los datos sean un activo estratégico para la empresa, esta debe integrarlas en su cultura.
 
StiboSystems, líder en soluciones de gestión de información de productos para multicanal y de datos maestros, esboza a continuación sus cinco predicciones para este año en cuanto a la gestión de datos, destacando que los conocimientos numéricos serán ineludibles en los negocios.
 
1. Analítica avanzada y omnipresente
2015 será el año en que cada decisión derivará de la analítica. Las empresas deberán abandonar la toma de decisiones completamente instintiva ya que todos los movimientos se registrarán y analizarán gracias a los datos. Estos ya no serán sólo el idioma de los profesionales de TI, sino de todo el mundo de los negocios, especialmente en el ámbito de conocimiento más avanzado. Este camino marcado por los datos se convertirá en un activo para vencer a los competidores – sólo con los mejores datos y más puntos de vista las empresas serán capaces de triunfar.
 
2. Experiencias de marca unificada
El consumidor no piensa en canales o dispositivos, simplemente espera tener siempre la misma experiencia de marca, independientemente de la situación en la que interactúe con una empresa. Ya sea comprando un producto a través de la tableta, del ordenador o directamente en la tienda, el cliente quiere tener acceso a los mismos productos y marcas en las que confía.
 Apple ha experimentado un gran éxito con su sistema de negocio profesional y sin fisuras, ya que ha sido capaz de conseguir que los consumidores creen un ecosistema único con sus productos. El reloj de Apple, por ejemplo, requiere de un componente esencial: un iPhone. Algunas de las características del reloj necesitan una conexión inalámbrica con el iPhone, lo que significa que Apple puede realmente poner su ecosistema a funcionar. El próximo año veremos más marcas creando sus propios ecosistemas, invirtiendo en software de datos con el fin de lograr las estrategias multicanal que pide el consumidor. De este modo, se unificarán las diferentes experiencias de compra.
 
3. El riesgo de los datos
La gestión, la calidad y la seguridad de los datos es cada vez más importante, más después de que compañías como Sony Pictures o Snapchat hayan experimentado, en el último año, algunas de las mayores violaciones de datos y privacidad. Las empresas se darán cuenta rápidamente de la importancia de los servicios de datos seguros y exigirán una mejor encriptación. Así que no hace falta esperar la quiebra de seguridad de una de las mayores compañías del mundo para empezar a prevenir fugas de datos o acciones de hackers.
 
4. La tecnología ‘wearable’ será la principal corriente
Según CCS Insight, se prevé que la comercialización de los dispositivos ‘wearable’ inteligentes crezca de 9,7 millones en 2013 a 135 millones en 2018. Los dispositivos de pulsera representarán el 87% del total, lo que equivale a 68 millones de relojes inteligentes y 50 millones de bandas inteligentes. Estos dispositivos tendrán un papel importante en el Internet de las Cosas (‘Internet of Things’), y comenzarán a ser adoptados de manera más generalizada cuando las personas se den cuenta del valor de los datos. Por ejemplo, los sensores dentro de la ropa podrían prever una deficiencia de hierro y recomendar la compra de alimentos ricos en hierro, información que llegaría a la nevera del hogar, conectada con el sensor de la ropa.
 
5. La figura del Director Digital (Chief Digital Officer) ganará importancia
Con una visión estratégica, a través de los datos, sobre el comportamiento de los consumidores y sus productos favoritos, así como un conocimiento detallado de cuándo y dónde la gente compra, las empresas podrán construir sus estrategias basadas en ideas y datos comprobados. Con esto en mente, nacerá el papel del Director Digital, para promover el uso de los datos como un activo estratégico. La creación de este rol ya se había predicho en años anteriores, pero en 2015 se convertirá realmente en un cargo de influencia en las organizaciones. Tendrá un enfoque empresarial sobre el uso de los datos para formular estrategias, aumentar las ventas y mejorar los procesos dentro de la organización, y deberá asegurarse de que el personal posee las herramientas y habilidades necesarias para analizar, comprender e implementar la gran cantidad de datos.
 
Simon Walker, Director de Innovación de Stibo Systems, añade al respecto: “Los datos se convertirán en predominantes este año; tanto en la sala de juntas para tomar decisiones empresariales y para informar a los productos fabricados, como en nuestra vida personal diaria. Sin embargo, con la analítica muy presente, garantizar la protección de estos datos debe ser primordial tanto en la agenda de las empresas como en el uso de datos para proporcionar una mejor experiencia del cliente. Aunque en general, para que los datos se conviertan realmente en un activo estratégico a largo plazo, las empresas deben integrarlos dentro de su cultura”.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar