¿Qué dará de sí SDN en 2015?: Principales tendencias

Fecha: Mar, 24/02/2015 - 12:47 Fuente: Dpto. de comunicación de Extreme Networks

Despegue de SDN aplicado a redes de campus, o la consolidación de Open Daylight como estándar de mercado, entre las principales tendencias
¿Qué dará de sí SDN en 2015?: Principales tendencias

Charles Berger, CEO de Extreme Networks

Imagen cortesía de Extreme Networks

Todo apunta a que el año 2015 será el año de SDN, y así lo cree también Gartner, que considera SDN como una de las 10 tendencias tecnológicas estratégicas para este próximo año. A medida que prácticas como BYOD y otras tecnologías como cloud se van popularizando dentro las empresas, los CIOs están cada vez más interesados en SDN, dadas las posibilidades que este tipo de arquitecturas ofrece para hacer las redes más ágiles, escalables y capaces de soportar las nuevas y crecientes demandas de usuarios y organizaciones
La evolución del mercado de SDN en 2015 se caracterizará por cinco tendencias principales, relacionadas con el modo en que SDN se despliega y aplica en cada uno de los escenarios de aplicación dentro de la arquitectura de TI de las organizaciones. Estas cinco tendencias son las siguientes:

1. Creciente virtualización de las funciones de red en el datacenter: En 2015, las empresas van a empezar a ver las enormes ventajas en cuanto a ahorro de costes de operación y de inversión que aporta la virtualización de determinados servicios de red, como firewalls, balanceadores de cargas o sistemas IDS. Algo parecido a lo que ya hacen los proveedores de servicios utilizando NFV (Network Function Virtualization). Dentro de esta tendencia está también la iniciativa Service Function Chaining de Open Daylight, que permite ganar agilidad y aprovechar tanto la innovación como generar ahorros de costes.

2. Las arquitecturas tipo “overlay” dominarán en los grandes datacenters. Después de haber sido minusvaloradas durante algún tiempo, las soluciones de virtualización de red tipo “overlay” van a ser adoptadas ampliamente en grandes CPDs, junto con las arquitecturas tipo “fabric”, ya que ambas pueden sacar mejor partido a la orquestación de elementos de red tanto físicos como virtuales.

3. SDN entrará definitivamente en el mercado de redes de “campus”. La adopción de SDN está siendo paulatina en los diferentes entornos de TI. Primero ha sido en el datacenter, después en proveedores de servicios y en redes WAN. Ahora es el turno de las redes de campus, tanto para infraestructuras cableadas como inalámbricas. La complejidad, escala y naturaleza dinámica de este tipo de entornos las hará más complejas de desplegar, pero los beneficios superarán con creces los retos.

4. Innovación en mercados verticales. Después de una etapa de desarrollo de soluciones SDN “genéricas”, veremos la aparición de soluciones SDN específicamente diseñadas para las necesidades concretas de sectores como la sanidad, el sector financiero, el sector de distribución y otros. Será interesante ver qué sector vertical es el que progresa más rápido en este desarrollo

5. Primeros despliegues basados en Open Daylight. El proyecto SDN basado en Open Daylight tiene detrás a la más amplia comunidad de desarrollo del mercado y más de una docena de fabricantes están apostando por esta aproximación. Durante el próximo año podremos ver la puesta en producción de los primeros despliegues basados en el controlador SDN Open Daylight.

SDN frente Infraestructuras convergentes
Probablemente el factor de cambio más importante que está detrás de la transformación de los negocios en la actualidad - y que es a su vez el motor de la ola de innovación tecnológica que se está produciendo - es el concepto de agilidad. Las empresas necesitan más que nunca ser ágiles, y toda esa innovación tecnológica va en esa línea: proporcionar a las empresas los medios para poder hacer más ágiles sus procesos productivos.
Hoy las empresas exigen tecnologías que les proporcionen agilidad, es decir, capacidad para adaptarse rápidamente al cambio, para convertir, añadir, eliminar y ajustar rápidamente servicios o aplicaciones. Necesitan identificar qué partes de la infraestructura tecnológica son estratégicas e invertir en ellas, y disponer de infraestructuras suficientemente flexibles para ajustar el mix “in-house”-outsourcing/cloud en función de las necesidades del negocio. 
Si hablamos de flexibilidad en lo tocante a infraestructura de red, está claro que SDN es una tecnología clave. Al analizar las diferentes aproximaciones del mercado vamos a dejar a un lado las aproximaciones cerradas y propietarias, que en mi opinión encajan mal en esa búsqueda de soluciones flexibles y que no fomentan la innovación, y nos vamos a centrar en aquellas aproximaciones basadas en estándares y en código abierto.
En este ámbito hay todavía un alto grado de controversia sobre qué es SDN, hasta donde se ha de llevar esa “separación” de planos en la red para poder hablar con propiedad de SDN, o que planos de la arquitectura son los que realmente aportan valor al hacerlos más programables y abiertos.
Una de los grandes temas de debate alrededor de SDN es si la “abstracción” de la inteligencia de red es buena en todos los casos y hasta que punto se puede llevar. A aquellos fabricantes que apuestan por la abstracción total habría que preguntarles por qué hay también cada vez mayor interés en las infraestructuras convergentes, que responden a una filosofía aparentemente contraria a SDN, en el sentido de que tratan de agregar componentes – hablamos de entorno de red de datacenter -  en lugar de desagregar o abstraer inteligencia de la infraestructura. Veamos con más detalle las dos aproximaciones:

a) Infraestructura Convergente. Esta aproximación parte de la premisa de que se puede eliminar parte de la complejidad en el datacenter si somos capaces de abstraer la configuración de todo el entorno mediante la integración previa de todos los elementos que lo componen: red, servidores almacenamiento, de modo que al cliente se le ofrece una especie de centro de datos “in-a-box”. Ciertamente, este enfoque consigue externalizar la complejidad hacia el proveedor, y reduce el tiempo de desplegar o ampliar el centro de datos. El inconveniente es que nos enfrentamos a una solución cerrada. En mi opinión, creo que se puede disfrutar los beneficios que aporta una infraestructura convergente sin tener que ser una solución tan cerrada.

b) Software Defined Networking (SDN). Por otro lado tenemos SDN que básicamente lo que hace es separar el hardware de red de la inteligencia de red, creando capas intermedias que aportan flexibilidad, control y automatización. Muchos fabricantes, incluyendo muchas de las nuevas empresas que ofrecen software SDN, se quedan en esta separación de planos en la parte de debajo de la arquitectura, lo que se conoce como “southbound API”. Sin embargo, en mi opinión, la capacidades de programación de la red que aporta SDN, van mucho más allá de este plano, yendo hacia arriba, hacia los planos de aplicación. Por ejemplo, podemos programar el modo en que las aplicaciones hablan con la red - pidiendo más recursos, informando de cómo el usuario utiliza una aplicación, o cuándo esa aplicación va a utilizar nuevos puertos TCP. Es lo que en términos SDN se denomina "northbound API".

¿Hay realmente un conflicto entre estas dos aproximaciones? A primera vista, pueden parecer dos enfoques opuestos: integrar y paquetizar componentes por un lado, y desagregar y tener más piezas intercambiables en la infraestructura por el otro. Sin embargo ambos enfoques tratan de eliminar complejidad o al menos ganar agilidad en la infraestructura. Los que tienen mucha prisa en reestructurar su datacenter pueden optar por la solución convergente “in-a-box”, mientras que los que están interesados en las redes abiertas y dinámicas, más orientados a la innovación en el largo plazo, pueden aprovechar las ventajas de SDN.
La realidad es que no es una elección entre todo o nada, no son enfoques mutuamente excluyentes, siempre que se opte por tecnologías abiertas. Después de todo, ¿de qué sirve SDN si las piezas no funcionan bien juntas? Muchos buscarán soluciones SDN probadas y con un alto grado de integración en un ecosistema mayor. Gracias al creciente número de iniciativas de código abierto como Open Daylight hay un impulso creciente en soluciones abiertas, y gracias a arquitecturas de referencia como VSPEX y controladores como Open Daylight, los beneficios de cada enfoque pueden ser personalizados para cada red.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar