¿Por qué la disponibilidad TI ha sido fundamental durante los Juegos Olímpicos de Río?

Fecha: Mié, 14/09/2016 - 13:05 Fuente: Por Jorge Vázquez, Country Manager Veeam Software Iberia

La parte tecnológica, es decir, las soluciones de sincronización y medición, telecomunicaciones, servicio al cliente y arquitectura, aplicaciones y seguridad, han sido fundamentales hasta la finalización del evento

¿Por qué la disponibilidad TI ha sido fundamental durante los Juegos Olímpicos de Río?

Jorge Vázquez, Country Manager Veeam Software Iberia

Imagen cortesía de Veeam

Durante el mes de agosto, todos los ojos han estado puestos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Han sido días intensos en los que el deporte ha convertido en protagonista principal y en los que atletas de más de 200 países han competido por conseguir medallas, con el objetivo de batir sus propios récords.
La organización de los Juegos Olímpicos requirió de importantes inversiones en infraestructuras deportivas, renovación urbana, carreteras, etc. Pero sin duda, una pieza clave que se tuvo en cuenta desde que se empezaron a preparar los juegos (allá por 2010) y que fue fundamental hasta la finalización del evento fue la parte tecnológica, es decir, las soluciones de sincronización y medición, telecomunicaciones, servicio al cliente y arquitectura, aplicaciones y seguridad.
Según Cisco, los centros de datos de los Juegos Olímpicos 2016 debían gestionar registros y calificaciones de más de 42 deportes olímpicos y 23 deportes paralímpicos; 14.700 registros de atletas e informes médicos; 300.000 credenciales y 70.000 voluntarios; y la transmisión y procesamiento de 54 millones de datos sobre las competiciones en tiempo real.
Se llevaron a cabo multitud de pruebas para asegurar que las soluciones TI estaban disponibles y operativas durante el gran evento. Pero en cualquier caso, si se hubiese producido un error en el sistema hubiese sido necesario contar con una recuperación rápida para evitar la pérdida de datos, costes económicos y, sobre todo, el impacto negativo en los juegos o en la seguridad de los participantes del evento. Al fin y al cabo, la tecnología contribuye a solucionar situaciones de emergencia en eventos de este calibre.
Según un estudio reciente de Veeam, los fallos o interrupciones en las aplicaciones pueden costar a las empresas hasta 16 millones de dólares al año afectando a su productividad e ingresos y repercutiendo de forma negativa en la confianza del cliente o en la integridad de la marca. En este caso, el escenario era diferente y la presión era aún mayor debido a la notoriedad del evento, la complejidad de los sistemas y la necesidad de integración de soluciones de distintos proveedores. De la misma manera que los atletas tuvieron la oportunidad de batir sus propias marcas, los sistemas TI también demostraron que estaban preparados. El más mínimo fallo pudo haber afectado a la reputación del evento e incluso al país organizador, el primero país sudamericano en organizar unos juegos olímpicos.
La atención que prestamos a las Olimpiadas fue permanente, “Always-On”, y así tuvo que ser el funcionamiento de los sistemas. Actualmente, los negocios requieren una disponibilidad permanente pero esto es todavía más necesario cuando se trata de los Juegos Olímpicos 2016.
 

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar