etiquetas

Big Data, ¿realidad disparatada o revolucionaria?

Fecha: Jue, 02/10/2014 - 17:47 Fuente: Dpto. de comunicación de Teradata

Teradata, compañía líder en plataformas, aplicaciones de marketing y servicios de análisis de datos, explica cómo el Big Data está cambiando nuestra realidad y la de las empresas

Big Data, ¿realidad disparatada o revolucionaria?

Martin Willcox, Director de Producto y Soluciones de Marketing International en Teradata Corporation

Imagen cortesía de Teradata Corporation

Larry Ellison, CEO de Oracle, comentó una vez que "la industria informática es la única que está más impulsada por la moda que la ropa femenina". La palabra de moda de la industria, "Big Data", ha sido tan utilizada que ya no forma parte solo del léxico tecnológico, sino que ha entrado en la conciencia pública a través de los medios de comunicación. Durante ese proceso, el Big Data ha sido descrito como "sin precedentes" y "disparatado".
Esto plantea un dilema, ¿es el Big Data un nuevo concepto de marketing inventado para ayudar a vendedores o es realmente un concepto interesante que plantea un nuevo futuro?
Para entender por qué el fenómeno del Big Data sí que tiene precedentes solo hay que recordar la historia del sector retail, que ha visto cómo la información que maneja se ha multiplicada en las tres últimas décadas. Primero los sistemas EPoS y luego la tecnología RFID transformaron su capacidad de analizar, comprender y gestionar sus operaciones.
“En el caso de Teradata, nosotros enviamos el primer sistema comercial del mundo de Procesamiento Paralelo Masivo (MPP) con un Terabyte de almacenamiento a Kmart en 1986. Para los estándares de la época se trataba de un sistema enorme (ocupó un camión cuando se envió) y permitió a Kmart capturar los datos de ventas diarios en tienda así como los números de referencia, lo que revolucionó la industria retail”, asegura Martin Willcox, Director de Producto y Soluciones de Marketing International en Teradata Corporation.
Hoy en día, muchos portátiles ya cuentan un terabyte de almacenamiento y pueden guardar los datos de transacciones y números de referencia, lo que ha revolucionado de nuevo el sector y supone un reto para los pequeños vendedores que tienen que competir con grandes cadenas de suministro y la sofisticada segmentación conductual que Amazon lleva a cabo. Lo mismo ha ocurrido con el impacto que los sistemas de facturación y los conmutadores de red han tenido en las telecomunicaciones o con la automatización de sucursales y la banca online, que han cambiado totalmente la financiación al por menor.
Es un hecho que desde que se inventaron los ordenadores ha habido un crecimiento exponencial del volumen de datos como predecía la ley de Moore, lo que ha permitido que cada vez más procesos de negocio sean digitalizados. Asimismo, los ocho años que las personas encargadas tardaron en procesar los datos recogidos del censo de EEUU en 1880 fue la motivación para que Herman Hollerith, fundador de la Hollerith’s Tabulating Machine Company que más tarde se convirtió en International Business Machines (IBM)., inventara las "tarjetas de Hollerith" o “tarjetas perforadas”.
Por otro lado, sería un error desestimar el Big Data como "disparatado" ya que fuerzas significativas están cambiando la manera en la que las empresas piensan acerca de la información y la analítica. Estas fuerzas tomaron fuerza a partir de finales de 1990 a raíz de tres innovaciones tecnológicas disruptivas que produjeron grandes cambios tanto en los negocios como en la sociedad y que han tenido como resultado la aparición del término Big Data.
La primera innovación fue el crecimiento de la World Wide Web, lo que permitió a gigantes de Internet como Amazon, eBay y Google emerger y dominar sus respectivos mercados aprovechando los datos “clickstream”, lo que permitió una personalización masiva de sus sitios web. Estos datos se extrajeron de sofisticados análisis que les permitieron comprender las preferencias del usuario y su comportamiento. Esta nueva realidad ha llevado a que algunos analistas ya predigan que Amazon, una empresa que no existía antes de 1995, pronto se convierta en el minorista más grande del mundo.
Las tecnologías social media, ampliadas y aceleradas por el impacto de las tecnologías móviles, representan la segunda de estas grandes revoluciones disruptivas. Los datos que generan están permitiendo que cada vez más compañías conozcan no sólo qué hacemos, sino también dónde lo hacemos, cómo pensamos y con quién compartimos nuestros pensamientos. Martin Willcox comenta: “La característica de LinkedIn "personas que puedes conocer" es un ejemplo clásico de esta segunda innovación del Big Data. Comprender las interacciones indirectas de los clientes puede ser una enorme fuente de valor para compañías B2C como Netflix, que han crecido gracias a sus sofisticados motores de recomendación”.
El "Internet de las Cosas", redes de dispositivos inteligentes interconectados que son capaces de comunicarse unos con otros y con el mundo que les rodea, es la tercera gran novedad impulsada surgida en las dos últimas décadas. A consecuencia de la ley de Moore que asegura que “los dispositivos informáticos simples son ahora son increíblemente baratos y cada vez lo serán más”, el Internet de las Cosas está llegando cada vez a más objetos y procesos. El viejo dicho de que "lo que se mide, se controla" es cada vez más redundante, pues estamos entrando en una era en la que sensores eficaces, resistentes, inteligentes y, sobre todo, baratos ya pueden medir todo.
Las tres "nuevas olas de innovación" del Big Data permiten comprender, respectivamente: cómo interactúan las personas con las cosas; cómo las personas interactúan con sus semejantes y cómo complejos sistemas de cosas interactúan entre sí. Juntas, las tres nuevas innovaciones hacen posible que las analíticas evolucionen del estudio de las transacciones al estudio de las interacciones, pues una vez que se han recogido e integrado los datos que conforman las transacciones y eventos, se puede medir y analizar el comportamiento tanto de los sistemas como de las personas.
En una era de hiper-competencia producto de la globalización y la digitalización, analizar con eficacia estas nuevas fuentes de datos y actuar en función de los resultados obtenidos está cambiando la forma de hacer negocios y proporciona a las compañías una ventaja competitiva importante.
“Contrariamente a algunos despliegues publicitarios de la industria, mucho de lo aprendido sobre gestión de la información y análisis durante las últimas tres décadas es todavía relevante, aunque es cierto que explotar adecuadamente las tres innovaciones de Big Data también requierá que se dominen algunos nuevos desafíos”, afirma Martin Willcox.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar