Comunidades de interés y centros de datos especializados: la combinación perfecta para el Cloud

Fecha: Mar, 07/05/2013 - 12:18 Fuente: Por Robert Assink, Director General de Interxion España
 

El número de centros de datos se está reduciendo, pero su capacidad sigue creciendo. Los datos actuales de mercado muestran que las tecnologías disruptivas como la virtualización de servidores y el cloud computing están efectivamente consolidando los servidores lo suficiente como para reducir de hecho el gran número de centros de datos en Estados Unidos

Comunidades de interés y centros de datos especializados: la combinación perfecta para el Cloud Robert Assink, Director General de Interxion España

Efectivamente, IDC predice que el número total de centros de datos en EE.UU. caerá de 2,94 millones en 2012 a 2,89 millones en 2016. Sin embargo, mientras que el número total de nuevas instalaciones para centros de datos está disminuyendo, no se percibe esta misma caída en el volumen de información que alojan, dado que cada día se crean 2,5 trillones de bytes de datos.
Con un menor número de centros de datos, pero con más información que nunca, ¿qué pueden hacer las empresas?
Teniendo en cuenta que la evolución hacia entornos cloud y virtualizados implica que las empresas construirán en general menos centros de datos, también significa que muchas buscarán centros de datos externos, especializados, para cubrir sus necesidades en cuanto a volumen de información. Otras predicciones de IDC revelan que la capacidad de los centros de datos crecerá de 56,8 millones de metros cuadrados en 2012 a 65 millones de metros cuadrados en 2016. Por lo tanto, los centros de datos externos que tengan la capacidad para gestionar los requerimientos de cloud y de virtualización estarán bien posicionados para gestionar este boom de datos.
Dejando de lado las estadísticas, la explosión de información de hoy en día es prueba suficiente de que los datos son el sustento de cualquier empresa, y en consecuencia, su gestión es una preocupación prioritaria. Dado que cada vez más compañías monitorizan sus servidores internos, observan que sus antiguos centros de datos corporativos se están volviendo cada vez más ineficientes, y no son capaces de proveer los requisitos de espacio, de potencia y de seguridad necesarios para soportar la transición hacia el modelo cloud. Como resultado, las compañías están optimizando sus datos a través de opciones de outsourcing, como centros de datos externos (colocation). Al elegir la opción de colocation, las empresas se benefician de la disponibilidad de energía redundada, de datos protegidos mediante múltiples capas de seguridad, y de menores gastos de mantenimiento y refrigeración más rentable.
Más allá de los beneficios del colocation, aún existe otra gran ventaja: las comunidades de interés. Estas comunidades, establecidas dentro de los centros de datos especializados, resultan uno de los grandes atractivos  para las empresas al elegir el modelo colocation en primer lugar. Por ejemplo, las comunidades cloud potenciadas por los centros de datos neutrales permiten a los proveedores de servicios de mercados cloud escalar sus recursos y adaptarse a los fluctuantes requerimientos de sus clientes. De forma similar, las empresas que sean parte de comunidades de interés dentro de nodos financieros o de digital media se beneficiarán de la interconexión del centro de datos con las plataformas cloud líderes, lo que permite a los miembros de la comunidad aprovechar los servicios cloud y sus eficiencias en costes.

Los beneficios de las comunidades cloud
En particular, los proveedores de servicios cloud se benefician de las comunidades ubicadas en centros de datos compartidos, lo que permite a los miembros conectarse entre sí y con partners de manera inmediata. Los criterios tradicionales en la selección del centro de datos, como son la potencia eléctrica, el espacio, la seguridad y la refrigeración, han sido superados ahora por los requerimientos de proximidad al usuario final gracias a la múltiple conectividad y máxima velocidad –velocidad que se alcanza en este tipo de centros especializados y con gran conectividad. Debido a que estos centros alojan a una gran variedad de proveedores de servicios, CDN, operadores de telecomunicaciones, ISP y puntos neutros de Internet, todos bajo un mismo techo, las empresas y proveedores cloud tienen acceso a un mercado con una gran variedad de servicios cloud al alcance de la mano.
Adicionalmente, los miembros de la comunidad cloud se benefician de las oportunidades de colaboración y de otras fuentes de ingresos que se materializan a través de la interacción entre los participantes. Más aún, y a medida que los mercados se orientan hacia entornos cloud más híbridos y dinámicos, la conectividad entre la infraestructura privada y los servidores de cloud pública es más esencial que nunca. Para asegurar que estas conexiones se realizan tan rápido como sea posible para sus clientes, los usuarios tienen la posibilidad de establecer conexiones privadas entre la plataforma de cloud pública y su infraestructura IT dedicada ya existente. Esta interconectividad permite a los miembros tener control sobre sus entornos híbridos a la vez que reducen los costes de red, aumentan el ancho de banda y proporcionan una experiencia de red más consistente que las conexiones basadas en internet.

El auge del cloud financiero
Al igual que los proveedores cloud, las empresas de servicios financieros están también adoptando modelos cloud en centros de datos externos para una mejor distribución de contenidos y almacenamiento, entre otros beneficios. Por ejemplo, fondos de capital, banca privada y empresas de high frequency trading, están alojando sus nubes privadas dentro de centros de datos especializados para aprovechar las ventajas de la flexibilidad del cloud computing, velocidad al mercado y rentabilidad. Los miembros de estos nodos financieros se benefician del acceso bajo demanda a flujos de datos de mercado, servicios gestionados y soluciones tecnológicas a través de interconexiones en el centro de datos. Los miembros de la comunidad también utilizan los servicios cloud para satisfacer requisitos de normas y protección de datos.  Con algunas empresas del sector financieros volcándose ahora también hacia el cloud de Amazon para el desarrollo de determinadas aplicaciones, indudablemente se apoyarán en la interconectividad a las plataformas públicas que ya brindan los centros de datos externos, para cubrir la demanda de trading de baja latencia  y otras aplicaciones de negocio críticas.

Los medios de comunicación migran a plataformas cloud
Las empresas de medios digitales están también apoyándose en centros de datos externos para utilizar una plataforma compartida para sus aplicaciones cloud. Estas compañías, que priorizan transmisiones en tiempo real, contenido Premium con disponibilidad 100 por ciento 24x7, reconocen los beneficios que el modelo cloud brinda en lo relacionado con poder de procesamiento y análisis de datos en tiempo real. Dado que los centros de datos in-house carecen de los medios suficientes (potencia, espacio, refrigeración e interconectividad) para sustentar las aplicaciones cloud, los propietarios y distribuidores de contenido están externalizando de forma creciente sus nubes privadas a centros de datos externos, donde aprovechan la proximidad con los principales CDN, redes de acceso Tier 1 y puntos neutros. Y al haber cada vez más compañías de medios realizando la transición a plataformas digitales basadas en cloud, la industria en bloque está cada vez más a favor de un modelo híbrido o una aproximación más abierta, con centros de datos externos equipados completamente para cubrir las futuras demandas cloud.
Al tiempo que las empresas continúan migrando al cloud, se dan cuenta del obstáculo que representan los centros de datos propios en el camino a la innovación. En todos los sectores, las compañías están dejando de lado el desperdiciar tiempo y dinero con actualizaciones de hardware, parches en los sistemas operativos y el pagar recursos de espacio y potencia eléctrica. La consolidación del mercado de centros de datos  observa como más compañías se vuelcan hacia la contratación de instalaciones especializadas para combatir la obsolescencia de los equipos IT y desplegar sus entornos cloud. Impulsados en gran medida por las comunidades de contenido de todos los sectores, los centros de datos especializados permiten a las empresas tener el control de su destino cloud mientras la tecnología está aún en los primeros tramos de su evolución. A medida que las empresas continúan creando hojas de ruta hacia modelos informáticos a demanda, buscarán en forma creciente contar con instalaciones externas especializadas para motivar la innovación, cumplir con las crecientes demandas  cloud y mantener la puerta abierta a futuras oportunidades. 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar