La TERCERA Red

Fecha: Jue, 09/10/2014 - 20:30 Fuente:

Por Nan Chen, presidente del MEF

Internet está en todas partes y disponible bajo demanda, pero no ofrece garantías de servicio y deja la seguridad en manos del usuario. CE 2.0 ofrece un rendimiento y niveles de seguridad garantizados, pero establecer un servicio puede llevar semanas. El mundo necesita una TERCERA Red, afirma el presidente del MEF Nan Chen

La TERCERA Red

Bob Metcalf, inventor de Ethernet (derecha) y Nan Chen, presidente de MEF

Image credited to MEF

En 2012 el ancho de banda Ethernet para empresas rebasó todas las tecnologías WAN heredadas y sigue avanzando (fig. 1). Al mismo tiempo, según Infonetics Research, los ingresos de Carrier Ethernet en servicios y equipos alcanzarán los 350 mil millones de dólares acumulados durante los próximos 4 años. Figura 1 
En la práctica, esto significa que Carrier Ethernet (CE 2.0) es ahora el "pegamento" universal que mantiene unida la actividad comercial mundial: un rol que desempeñaron anteriormente las redes telefónicas conmutadas (PSTN) durante el siglo XX.
Considere simplemente los dos casos: la fiabilidad, los niveles de rendimiento y la seguridad relativa que proporcionan los servicios empresariales actuales que conectan oficinas en todo el mundo y luego compare esto con el servicio que los empleados móviles pueden esperar en sus propios hogares, hoteles o de viaje cuando utilizan Internet.
Naturalmente, el milagro de Internet es que este último servicio puede estar inmediatamente disponible casi en cualquier lugar mediante una conexión de línea fija o móvil, pero el lado negativo es que los servicios de oficina de primer nivel elevan las expectativas de rendimiento y de calidad de servicio (Quality of Service, QoS), lo cual hace que la actividad móvil parezca lenta y frustrante en comparación. Es difícil mantener negociaciones comerciales o discusiones técnicas realmente eficaces si la imagen de vídeo se congela mientras el interlocutor habla, por no decir las cargas adicionales de cifrado y seguridad que se requieren para llevar a cabo transacciones más seguras.
En ambos casos, la verdadera cuestión para el usuario es el "servicio de conectividad". En el primer caso, la calidad del servicio, el rendimiento y la seguridad son sobresalientes una vez que el servicio se ha establecido: un proceso que puede llevar semanas, sobre todo si la conexión se extiende a través de varias redes de proveedores de servicios. En el último caso el servicio es ubicuo, inmediato y bajo demanda, pero le falta calidad, rendimiento y seguridad.
Este es el reto al que se enfrenta actualmente el MEF: idear una TERCERA Red que combine lo mejor de los dos mundos, una TERCERA Red que ofrezca conectividad de clase empresarial como un servicio ubicuo, bajo demanda, en lugar de un laborioso y prolongado proceso de instalación y de puesta en funcionamiento.
En palabras de Bob Metcalfe, inventor de Ethernet, catedrático de innovación en la Universidad de Texas y director asesor del MEF: "Actualmente nos embarcamos en la siguiente etapa de este viaje extraordinario, con una nueva visión del futuro de los servicios de red, basados en las capacidades de CE 2.0. El MEF anuncia un nuevo paradigma de red, una nueva visión de TERCERA Red para servicios ágiles, garantizados y orquestados en todo el mundo, basada en principios emergentes de Red como un Servicio".

Un terreno fértil para la innovación
Está muy bien expresar una visión para el futuro, ¿pero está el entorno preparado y capacitado para hacer realidad la visión? Fue en 2010, hace cuatro años, cuando realicé una presentación en la que comparaba Ethernet con la red telefónica conmutada (PSTN) mundial, apelando a: "una red Ethernet de servicio público unida para ofrecer una conectividad Ethernet en todo el mundo tan sencilla como hacer una llamada telefónica".
Han pasado muchas cosas desde que expresé esa visión de largo plazo. Para empezar, la provisión de acceso electrónico de CE 2.0 ha simplificado en gran medida la extensión de servicios entre múltiples operadoras: el servicio es cada vez más ubicuo, aunque todavía se tarda un tiempo en establecer acuerdos de nivel de servicio (SLA) empresariales.
Además, el mercado está preparado: en el momento en que escribo esto ya tenemos más de setenta empresas que ofrecen más de trescientos servicios y productos con certificación CE 2.0 (y ello tan solo desde el lanzamiento el pasado año del programa de certificación) y el número continúa creciendo con rapidez. La importancia de esta tecnología no es ningún secreto para el mundo empresarial: ya tenemos más de dos mil quinientos profesionales certificados por el MEF en sesenta y cinco países del mundo, lo cual es diez veces más que en el momento del lanzamiento de CE 2.0.
Luego está la cuestión de la necesidad. Los humanos pueden ser muy adaptables y los trabajadores móviles han podido arreglárselas bastante bien hasta ahora con la conectividad a Internet disponible, considerando sus limitaciones, pero la presión para una reforma es cada vez mayor. No se trata solo de las expectativas de clase empresarial que elevó CE 2.0, también está la presión de adopción de la nube. Como solución universal (y esto es en última instancia una parte fundamental de la proposición de valor de la nube) la computación en la nube demandará toda la agilidad, plena confianza y orquestación prometidas por la TERCERA Red. También están las comunicaciones M2M como la próxima "nube en el horizonte": si bien los trabajadores humanos pueden adaptarse a cualquier servicio que esté disponible, las comunicaciones máquina a máquina demandarán una entrega automática e inmediata bajo demanda.

La TERCERA Red
Para sintetizar el argumento, las empresas son servidas actualmente por dos tipos de redes de datos:
• Redes privadas virtuales basadas en CE 2.0, MPLS, etc., que ofrecen servicios con rendimiento y seguridad garantizados, pero que tardan días o incluso meses en iniciarse entre múltiples proveedores.
• Internet ofrece servicios bajo demanda y ubicuos, pero hace que sean los usuarios quienes deban lidiar con los problemas de seguridad y de rendimiento.

El MEF considera que existe una necesidad de una TERCERA Red que ofrezca servicios ágiles, garantizados y orquestados en todo el mundo, donde:
• Ágil significa entrega de servicios bajo demanda en tiempo real.
• Garantizado significa provisión de garantías de rendimiento y seguridad
• Orquestado significa la provisión automatizada de servicios entre múltiples proveedores de servicios.

¿Cómo tiene previsto el MEF hacer realidad esta visión? La solución comienza con una pregunta sencilla: "¿Qué dificulta proporcionar el tipo de servicio descrito en la actualidad?".
La respuesta es que en las operaciones de telecomunicaciones actuales todavía no tenemos "extracción estratificada". En la computación, el hardware está separado de los sistemas operativos y de las aplicaciones de tal modo que cada capa puede innovar sin afectar a las capas superiores o inferiores. Sin embargo, en las operaciones de telecomunicaciones, distintos sistemas se hallan en silos funcionales, con sistemas separados de inventario, rendimiento de la provisión y gestión de fallos, por ejemplo. Cada uno de dichos sistemas funcionales debe mantener información detallada de todos los dominios como, p. ej., óptico, Ethernet o IP. Un cambio en cualquiera de los dominios implicaría cambiar todos los sistemas y ello exige un esfuerzo, un tiempo y un dinero considerables. Fig 2
Figura 2Sin embargo, utilizando principios de Red como un Servicio (Network as a Service, NaaS), podemos desarrollar un enfoque estratificado para operaciones de telecomunicación para desglosar problemas complejos, dominio a dominio, capa a capa. Para lograrlo la industria está implementando conjuntamente tres importantes iniciativas – NFV (virtualización de funciones de red), SDN (redes definidas por software) y orquestación de servicios – para desarrollar soluciones más efectivas y adaptables.
NFV nos permite utilizar máquinas virtuales (Virtual Machines, VM) universales en lugar de elementos de red específicos de proveedores para cada función de la red. SDN traslada las funciones de control en elementos de red hacia controladores centrales. Además de ser componentes básicos para la TERCERA Red, tanto NFV como SDN tratan de las funciones y del control de elementos de red, pero no de los servicios de conectividad que compran realmente las empresas o los particulares. Aquí es donde entra en juego la orquestación de servicios estandarizada del MEF. Fig.3 Figura 3
La orquestación de servicios gestiona el ciclo de vida completo de los servicios de conectividad: cumplimiento, control, rendimiento, garantía, uso y análisis. Mantiene un inventario detallado de todos los servicios en una capa o dominio, proporciona las API necesarias para el intercambio de información entre proveedores de servicios y sistemas internos que operan en otras capas.
Esta orquestación de servicios es el objetivo inmediato del MEF. El trabajo inicial hasta la fecha incluye: la definición de elementos de ciclo de vida de orquestación de servicio, la extensión de modelos de información para ser dinámicos e independientes de protocolos y el desarrollo de API basadas en estándares abiertos cuando se requiera.  Todas las nuevas capacidades hacen uso de y se basan en CE 2.0 como la plataforma de servicios, lo cual garantiza una estrategia de migración óptima.
Es importante recordar que esta TERCERA Red solo puede cobrar vida si trabajamos estrechamente con los numerosos y diversos líderes de la industria. En consecuencia, se ha establecido un programa de colaboración denominado "Unite" que implica a importantes organismos de desarrollo de estándares industriales. Unite es crucial para la aceleración de la implantación y la consecución de los beneficios anticipados para todas las partes interesadas, para la TERCERA Red, casi como CE 2.0 y las redes Internet/IP: transformaremos en profundidad la forma en que trabajamos, vivimos y jugamos.

Cómo trabajamos, vivimos y jugamos
En primer lugar, imagine el impacto de la TERCERA Red en una persona que realiza un viaje de negocios. Con tan solo conectarse, sea en un hotel o de viaje, su perfil de rendimiento NaaS personal se cargará automáticamente (una configuración automática de conexión de clase empresarial) y ya estará preparado para hacer negocios.
Existirá una experiencia de red con rendimiento garantizado para millones de usuarios con enorme potencial de mercado: una perspectiva muy interesante para todas las partes interesadas.
A continuación, considere una red de empresa en la que los pedidos de los clientes, realizados a través de API o portales, inician instrucciones automatizadas que fluyen hacia operadores interconectados, proporcionando conexiones de servicio virtuales cuando estén disponibles e instalaciones físicas en centros de usuarios remotos cuando no lo estén. Esto pone de manifiesto el poder de una orquestación de servicios estandarizada, crea una red virtual omnipresente como plataforma para servicios empresariales bajo demanda.
La entrega de servicios en la nube será perfecta, con servicios de red bajo demanda que interconectan centros de usuarios con sus máquinas virtuales o Funciones de Red Virtual que se ejecutan en servidores blade dentro de un centro de datos remoto. La orquestación de servicios automatizada entre operadores gestionará toda la conectividad, dentro y fuera del centro de datos.
Por último, para que se haga una idea de lo que la TERCERA Red puede suponer para la sociedad más allá del mundo de la empresa, me remito a la presentación que hice en 2010 en la que también presenté un concepto al que denomino "Ethernet personal".
Indiqué un hogar sencillo como ejemplo: El padre es un directivo de medios de comunicación que necesita mucho ancho de banda para descargar muestras de vídeo en alta definición. La madre es una trabajadora social cuyo trabajo depende en gran medida de la tecnología VoIP para realizar conferencias de orientación y con diferentes departamentos. La hija necesita una Internet rápida y fiable para hacer los deberes. El hijo es un fanático de los juegos en línea y necesita mucho ancho de banda además de una latencia y una pérdida de paquetes mínimas.
La TERCERA Red podría cumplir todas estas exigencias personales "como un Servicio" que estaría disponible tanto en casa como en el trabajo o en la escuela... o incluso en las vacaciones. La Ethernet personal sería el fruto supremo para la convergencia fija y móvil y la TERCERA Red hará que sea una propuesta práctica.
Como Bob Metcalfe dijo en un resumen en la presentación de nuestra visión: "Una vez más estamos ante un nuevo comienzo para el mundo de las redes. la TERCERA Red orquesta de forma automática servicios dinámicos de rendimiento garantizado y aporta un gran crecimiento en el mercado para todas las partes interesadas. ¿No sería fantástico tener una red como un servicio que sea personalizada, virtualizada y movilizada con un acuerdo de nivel de servicio (SLA) que satisfaga todas sus necesidades? Esta es la promesa de la nueva TERCERA Red".

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar