El estudio ‘Smart Urbs 21’ identifica 15 oportunidades de negocio y de colaboración público-privada en smart cities

Fecha: Mié, 28/11/2012 - 18:14 Fuente: Dpto. de comunicación de Barcelona Digital Centre Tecnològic

El estudio apunta que la tecnología no es la principal barrera para el despliegue de una solución smart y que los principales retos son culturales y de modelo de explotación. Asimismo, pone de relieve que el ciudadano cobra un protagonismo indiscutible en la ciudad inteligente y supone un nuevo sensor de la ciudad que opina, comparte e interactúa con la misma

El estudio ‘Smart Urbs 21’ identifica 15 oportunidades de negocio y de colaboración público-privada en smart cities

De todos los ámbitos smart, el estudio se centra sobre todo en Smart Environment, Smart Energy y Smart Transportation & Mobility

En la foto, imagen de Barcelona

FOTO / telecomkh.com

El estudio ‘Smart Urbs 21’ recoge el análisis internacional de más de 370 iniciativas de 64 ciudades, para encontrar las mejores oportunidades smart enfocadas a los servicios al ciudadano.
‘Smart Urbs 21’ nace de la iniciativa de Barcelona Digital y el Instituto Cerdà y cuenta con la participación del Ayuntamiento de Barcelona, el Ayuntamiento de Sant Cugat, y las empresas Gas Natural Fenosa, Cespa-Ferrovial, Saba, Districenter, y Moventia, entre otros. La intención de este grupo es trabajar de manera conjunta con las administraciones para cruzar datos y experiencias que permitan mejorar la aplicación tecnológica a los servicios y la gestión pública.
En el estudio se ha realizado un análisis de soluciones y experiencias en ciudades inteligentes a nivel internacional, focalizándose en identificar las diversas soluciones disponibles en la actualidad, su escala de despliegue (piloto, barrio, ciudad o zona metropolitana) en las ciudades analizadas, y su nivel de implantación, dentro de cada ámbito smart y mediante el análisis de las experiencias internacionales y de la información obtenida de los principales actores del sector.
De todos los ámbitos smart, el estudio se centra sobre todo en Smart Environment (servicios de gestión de los servicios urbanos de recogida de residuos, limpieza viaria, parques y jardines y medioambiente), Smart Energy (servicios de smart grid,  edificios inteligentes e iluminación de espacios públicos) y Smart Transportation & Mobility (servicios de gestión del tráfico, distribución de mercancías, aparcamientos, movilidad no motorizada y transporte público).
Fruto del estudio ‘Smart Urbs 21’ se han detectado 15 nuevas soluciones y oportunidades smart cities: el 60% de ellas orientadas al ciudadano; el 25% contempla la participación de la ciudad en una alianza público-privada; el 30% optimiza la prestación de servicios urbanos y el 25% crea nuevas oportunidades de negocio.
Otras conclusiones significativas del estudio han sido que, la tecnología no es la principal barrera para el despliegue de una solución smart y que los principales retos son culturales y de modelo de explotación (contratación pública, modelo de negocio, ROI). Asimismo, pone de relieve que el ciudadano cobra un protagonismo indiscutible en la ciudad inteligente y supone un nuevo sensor de la ciudad que opina, comparte e interactúa con la misma.
De las 370 experiencias y proyectos smart city analizados, sólo el 7% tiene un enfoque transversal y aprovecha las oportunidades que ofrece el cruce de datos entre diferentes sectores. En cuanto a los ámbitos de actuación, se ha encontrado que el 73% de los municipios estudiados han implementado una solución inteligente de Recogida de residuos y que las experiencias de Transporte y Movilidad son las que mejor aprovechan las diferentes fuentes de datos que ofrece la ciudad (ciudadanos, tráfico, sensores, transporte público...).

valorar este articulo:
Su voto: Nada Promedio: 5 (1 voto)

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar