ADSL, SDSL, fibra óptica… ¿Qué conexión elijo para mi empresa?

Fecha: Mar, 18/03/2014 - 11:04 Fuente: Por Joaquim Faig, Presales en Claranet

A la hora de elegir una tecnología de acceso es preciso contemplar no sólo la conectividad, sino toda la estrategia de negocio
ADSL, SDSL, fibra óptica… ¿Qué conexión elijo para mi empresa?

Joaquim Faig, Presales en Claranet

Imagen cortesía de Claranet

En el ámbito empresarial las tecnologías de acceso tienen un papel determinante puesto que proporcionan la comunicación con el exterior. No siempre ha sido tan crítica esta comunicación, pero cada vez hay más empresas que externalizan sus aplicaciones o que tienen su core del negocio en la red: de ahí que sea tan importante prestar mucha atención a las tecnologías que ofrece el mercado para ver cuál se adapta mejor a las necesidades de cada estrategia y de cada compañía.
Hay diversos factores a tener en cuenta a la hora de escoger una tecnología para acceder a la red, aunque antes de elegir hay que poder determinar qué uso le vamos a dar y qué aspectos hay que tener en consideración. Todas las tecnologías de acceso se encargan, por un lado, de llevar los contenidos hasta el usuario final y, por el otro, de atender las peticiones de éste por el canal de retorno, por lo que hay que conocer el volumen de información que va a generar el negocio en cuestión, así como el número de usuarios que lo van a utilizar.

Tecnologías de acceso
Cada tecnología puede ser útil por diversos motivos y existen muchas en el mercado, aquí enumeraremos algunas de las más representativas y sus principales virtudes:

- ADSL: velocidad a buen precio, para negocios con tráfico reducido, especialmente de bajada.
- SDSL: simetría en el tráfico tanto de subida como de bajada, idónea para comunicaciones de voz y video sobre IP con pocos usuarios concurrentes.
- VDSL: alta velocidad de transmisión sobre par de cobre para cualquier tipo de trafico.
- Metro Ethernet: línea dedicada robusta, con grandes anchos de banda garantizados, mínima latencia y un SLA muy estricto. Idónea para la sedes con muchos usuarios y críticas en cuanto a la disponibilidad del servicio
- Fibra óptica: baja atenuación, altas velocidades de transmisión y gran ancho de banda. Como Metro Ethernet, suele interesar a empresas con servicios externos que requieran rapidez para usar aplicaciones minimizando las latencias causadas por la distancia.
- 3G/4G: como representación de las tecnologías móviles, da servicio a empresas que necesiten movilidad o requieran alta velocidad y no dispongan de cobertura suficiente para otras tecnologías.

La ubicación física de una empresa no debe ser el único  factor determinante a la hora de elegir una u otra tecnología. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, qué conexión necesitan las oficinas y qué conexión necesitan las aplicaciones de negocio, que no tiene por qué ser la misma. Para casos así, la falta de cobertura puede compensarse con el servicio de un proveedor de conectividad que también ofrezca soluciones de hosting, es decir, que disponga de infraestructuras de alta capacidad en Cloud para alojar las aplicaciones que generen más tráfico en la red.

Seguridad, velocidad, coste, tiempo de instalación… Hay muchas variables que condicionan la elección y no tiene por qué haber una única opción correcta. Lo importante es analizar junto a un proveedor de confianza cuales son las necesidades y qué alternativas puede construir la mejor solución.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar