“Bring-Your-Own-Behaviour”: una nueva oleada BYOD en entornos educativos

Fecha: Mié, 20/05/2015 - 12:32 Fuente: Por José Carlos García, Responsable Técnico, Extreme Networks

La irrupción de las tecnologías móviles en los entornos educativos está cambiando la forma en la que el alumno aborda el aprendizaje, y como consecuencia de ello, las instituciones educativas se ven obligadas a cambiar para adaptarse a estas nuevas formas de aprender

“Bring-Your-Own-Behaviour”: una nueva oleada BYOD en entornos educativos

José Carlos García, Responsable Técnico, Extreme Networks

Imagen cortesía de Extreme Networks

Los centros de enseñanza, especialmente la universidad, deben preguntarse si su arquitectura tradicional es lo suficientemente ágil en términos de rendimiento y conectividad para soportar la evolución de los enfoques educativos y si la red va a tener un papel protagonista como facilitador de los nuevos métodos de enseñanza.
El modelo tradicional de educación presencial está evolucionando, y están apareciendo nuevos formatos de enseñanza superior a distancia basados en el uso intensivo de las nuevas tecnologías. Las instituciones educativas están potenciando estos nuevos modelos como una forma de incrementar sus ingresos por matrícula sin tener que ampliar sus infraestructuras físicas. Por ejemplo, en España, aparte de las universidades a distancia que ya existían, hay ya muchas Universidades tradicionales que están ofreciendo titulaciones on-line.
Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías también está alterando el modelo de enseñanza en la universidad presencial. El nuevo modelo educativo impuesto por Bolonia, que se basa en una forma de aprendizaje más colaborativa, participativa y basada en proyectos, no hace sino fomentar el uso de las nuevas tecnologías móviles entre los alumnos. Según predicciones de Gartner, el tráfico de datos móviles en entornos educativos crecerá un 59% en 2015, lo que es una muestra de la creciente importancia de la movilidad en este entorno.

BYOB: “Bring Your Own Behaviour”
Las nuevas formas de aprendizaje y enseñanza apoyadas en las nuevas tecnologías han propiciado una vuelta de tuerca más al fenómeno “BYOD”. Los alumnos exigen el acceso al conocimiento cómo y cuándo lo necesitan, en cualquier momento y en cualquier lugar, y utilizando la tecnología con la que ya están familiarizados. Es decir, es el alumno el que crea su entorno tecnológico de aprendizaje y exige a la institución educativa que adapte sus plataformas a este entorno. Es lo que se conoce como “Bring Your Own Behaviour”. No es simplemente que cada alumno utilice su propio dispositivo, sino también sus hábitos en el uso de la tecnología.
Uno de los nuevos modelos de enseñanza propiciados por las nuevas tecnologías es el denominado “flipped learning” o “enseñanza invertida. A diferencia del modelo tradicional, en el que durante la clase presencial se imparten los conocimientos teóricos y la parte práctica queda como trabajo personal, en este nuevo modelo es al revés. Se orienta al alumno para que adquiera por su cuenta los contenidos teóricos, para luego ponerlos en práctica en clase, colaborando en equipo con el resto de sus compañeros.
Una de las ventajas de los nuevos modos de enseñanza es su enorme escalabilidad. Una vez que los contenidos educativos están desarrollados y puestos a disposición de los alumnos a través de Internet, puede accederse a ellos de forma masiva, por miles de estudiantes simultáneamente. Así se han desarrollado sistemas de enseñanza masiva, denominados MOOC y SPOC.
Este tipo de cursos está resultando ser una importante fuente de ingresos para los centros educativos, al incrementar el número de matrículas sin ampliar las infraestructuras físicas (aulas, número de profesores, etc.) al tiempo que pueden reinvertir estos ingresos adicionales en nuevas tecnologías. Otras modalidades como el aprendizaje adaptativo y basado en competencias van un paso más allá al ofrecer un contenido diferente a cada estudiante sobre la base de una evaluación interactiva. También este modelo hace un uso intensivo de las nuevas tecnologías.
Hasta ahora han sido fundamentalmente smartphones y tablets los dispositivos móviles más ampliamente utilizados por los estudiantes. Pero la universidad no debe perder de vista las nuevas oleadas tecnológicas que están por venir y que se incorporarán al entorno: smartwatches, dispositivos de seguimiento de salud como Fitbits e incluso auriculares de realidad virtual. Todos estos dispositivos se conectan a la red y forman parte de la tendencia denominada IoT (Internet de las Cosas).
Hasta ahora, la mayoría de las instituciones educativas han estado aprovechando las inversiones tecnológicas realizadas hace 30 años y se han limitado a renovar sus infraestructuras según lo han ido necesitando, pero manteniendo los mismos principios de diseño de arquitectura que hicieron entonces. Pero este enfoque ya no es válido, porque el diseño de arquitectura que exigen las nuevas tecnologías es totalmente distinto. Hoy los principios que rigen el diseño son la ubicuidad del acceso y la experiencia del usuario, es decir, el alumno desea poder acceder a los recursos de aprendizaje desde cualquier lugar y en cualquier momento y lo que les importa es obtener una experiencia de uso satisfactoria, sin importar si la aplicación se encuentra alojada en un servidor de la universidad, en un centro de datos compartido o en la nube.
Con este panorama, las instituciones educativas deben revisar su infraestructura de TI actual para determinar el mejor modo de dar soporte a estas nuevas tendencias tecnológicas como BYOB, tanto ahora como en el futuro, asegurándose de que disponen de suficiente ancho de banda y escalabilidad para crecer a medida que crece el número de usuarios.

Wi-Fi, tecnología imprescindible en los entornos educativos
La tecnología Wi-Fi es una solución ideal para dotar de conectividad un entorno de campus, por su flexibilidad, escalabilidad y bajo coste de despliegue (en comparación con una solución cableada). Además, los estudiantes utilizan cada vez más dispositivos móviles como smartphones o tablets que no disponen de puerto Ethernet.
Dado que una universidad o centro educativo es un entorno muy exigente, no vale cualquier solución Wi-Fi. Por sus necesidades de disponibilidad, fiabilidad, cobertura, seguridad y de gestión, este entorno requiere una solución de red de gama corporativa. Sólo este tipo de soluciones puede ofrecer el rendimiento y la capacidad para soportar servicios virtualizados y/o basados en la nube, incluyendo vídeo bajo demanda, aplicaciones de e-learning y otros recursos académicos muy exigentes en cuanto a ancho de banda.
Por otro lado, se trata de entornos con alta densidad de dispositivos, por lo que la solución Wi-Fi debe ser capaz de manejar cientos de peticiones concurrentes sin que la red se colapse y se degrade la experiencia del usuario. Esto va más allá de simplemente proporcionar acceso a la red, sino que se trata de proporcionar a cada usuario una experiencia de e-learning satisfactoria.
La inteligencia y las capacidades de gestión también son críticas en una solución de red Wi-Fi para este tipo de entornos. Contenidos o usuarios diferentes requieren una configuración de red diferente. Por ejemplo, usando el control de acceso basado en roles, se puede asignar a estudiantes de postgrado y profesores de investigación una proporción mayor de ancho de banda que al personal administrativo o usuarios invitados, o limitar el uso de ciertas aplicaciones, priorizando el tráfico de servicios académicos. Es decir, se trata de poder gestionar y controlar el uso y el acceso a la red, para ofrecer la mejor experiencia al usuario, limitando al mismo tiempo los costes operativos y recursos.
Por último, tenemos que mencionar la seguridad de la red Wi-Fi. Wi-Fi es una tecnología de acceso compartido y por tanto a la hora de planificar la seguridad de la red se debe controlar tanto la identidad del usuario como la ubicación de cada dispositivo. Si además disponemos de información sobre el uso de aplicaciones, en qué momento y desde donde se está utilizando una determinada aplicación, incrementaremos significativamente la seguridad de toda la infraestructura de TI.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar