Los hogares españoles cuentan con una media de siete dispositivos conectados a la red Wi-Fi, por encima de la media europea

Fecha: Mié, 28/10/2015 - 12:17 Fuente: Arris

Y son de los más demandantes de conexión a Internet de alta velocidad, según el último Índice de Consumo y Entretenimiento (CEI) de ARRIS
Los hogares españoles cuentan con una media de siete dispositivos conectados a la red Wi-Fi, por encima de la media europea

Robert J. Stanzione, Presidente y CEO de Arris

Imagen cortesía de Arris

El Índice de Consumo y Entretenimiento 2015 de ARRIS (CEI) revela que España es uno de los países europeos más demandantes de conexión a Internet de alta velocidad y de amplio alcance. Nuestros hogares tienen una media de siete dispositivos conectados a la red Wi-Fi, por lo que los proveedores de servicios se enfrentan a una gran oportunidad de cumplir con las demandas y expectativas de sus clientes, mejorando la conectividad y la capacidad de las conexiones a Internet en el hogar. Esta tendencia se refleja también en Europa, donde los consumidores piden Wi-Fi sin límites y donde resalta, en general, una creciente sobrecarga en las redes domésticas.
De acuerdo con el estudio, más de la mitad de los españoles considera vital tener una conexión a Internet de alta velocidad y en todas las habitaciones de la casa. De hecho, España destaca por ser uno de los países con un mayor número de dispositivos conectados a la red Wi-Fi (7 de media, superando la tónica europea) y por un mayor uso de amplificadores de la señal, con una penetración del 30%, solo superada por la media de Rusia, del 42%.
Estas tendencias subrayan dos nuevas oportunidades para los proveedores de servicios: por un lado, reducir los problemas con los que se encuentran casi dos tercios de los europeos como resultado de la creciente demanda de red; y, por otro, proporcionar Internet de alta velocidad en todas las habitaciones de la casa. El futuro debe ser ofrecer un servicio con mejor conectividad, más fiable, de alta velocidad y personalizado.
El estudio revela también que la televisión móvil empieza a hacerse camino y se consolida entre los jóvenes. En España, en línea con el resto de Europa, casi el 60% de los encuestados ve la televisión en dispositivos móviles, una práctica mucho más común (74%) en la generación de entre 16 y 24 años, lo que abre la puerta del futuro crecimiento al segmento de 55 años a mayores de 65 años.
A su vez, es relevante señalar el creciente vínculo entre el Wi-Fi y la televisión móvil: el 72% de los encuestados españoles usa la red inalámbrica gratuita para ver televisión móvil. El hecho de no tener acceso al Wi-Fi (12%) y un streaming no-fiable (10%) dificultan la experiencia móvil al ver TV, así como pantallas demasiado pequeñas en los grupos de más edad (26%) y el alto coste de los datos móviles (22%) entre los más jóvenes.

El consumo en atracones, mejor en compañía
En España, en contraste con el resto de países de Europa y en especial con Suecia, el consumo de televisión en atracones, una tendencia que se ha ido extendiendo en los últimos años, se realiza preferentemente en compañía (en un 55% de los casos). El 13% de los españoles lo hace una vez a la semana, un porcentaje mayor que el arrojado en países vecinos como Francia (10%), Alemania (11%) o Reino Unido (6%); además, en España, el 54% ve múltiples episodios seguidos de una serie de televisión una vez al mes o más, durante algo más de 3 horas.
Estos datos son de especial relevancia para las empresas proveedoras de servicios, que tienen una gran oportunidad para personalizar contenidos y servicios a las personas que van a consumirlos, conociendo más datos sobre su experiencia. No sorprende que sea el grupo de menor edad (16-24 años) el que más horas seguidas de televisión consume (una media de 3,5 horas en Europa), muy cerca de los siguientes segmentos que abarcan consumidores de entre 25 y 44 años.
A la hora de consumir contenido en TV, ARRIS ha detectado que para la mayoría de europeos (66%), la posibilidad de descargar los contenidos (y visualizarlos sin necesidad de conexión a Internet) es más importante (“de vital importancia” o “muy importante”) que la visualización en streaming. En el caso de España, esta cifra destaca por alcanzar un 84%, por lo que los proveedores de servicios deben esforzarse por facilitar las descargas de contenido frente a esta oportunidad.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar