El futuro conectado: Máquinas que interactúan constantemente necesitan una mejor orquestación

Fecha: Mar, 02/12/2014 - 14:20 Fuente: Por Chris Purdy, CTO de CENX

Hay más de siete mil millones de personas en el planeta, pero también existen muchas cosas más. Más del 40% de la población mundial ya cuenta con un acceso a Internet y, en teoría, puede comunicarse. Solo tiene que esperar a que todas esas otras cosas se pongan en contacto. ¿Cómo lograremos manejar el Internet de las cosas?

El futuro conectado: Máquinas que interactúan constantemente necesitan una mejor orquestación

Chris Purdy, CTO de CENX

Imagen cortesía de CENX

Analistas reconocen que la comunicación de máquina a máquina (M2M) es un mercado que está consolidando su crecimiento.  Machina Research estima que el número de dispositivos conectados era de 3 mil millones en 2012 y alcanzará los 18 mil millones para el año 2022, de los cuales 2.6 mil millones tendrán conexiones inalámbricas de red de área amplia (WAN). Según Infonetics, esto generará 1.3 billones de dólares en ganancias.
Los dispositivos móviles ya están sincronizados con tabletas y computadoras y tenemos la primera camada de relojes inteligentes, monitores de actividades y dispositivos portátiles. El auto conectado fue noticia en las exhibiciones de vehículos de este año y Juniper Research pronostica que 100 millones de automóviles tendrán acceso a Internet para el año 2016. Las empresas están aprovechando M2M para realizar actualizaciones en tiempo real, la más significativa es reemplazar en el hogar promedio medidores de servicios atendidos por personal de campo por dispositivos de control remoto. De acuerdo con Analysys Mason, estas tecnologías LPWA (Low Power Wide Area) podrían añadir 3 mil millones de conexiones en todo el mundo para el año 2023.
Con tantas cosas y tan diversas a las que conectarse, el Internet de las cosas (IoT) será un espacio muy ocupado pero ¿es realmente tan diferente del Internet que ya vincula a 3 mil millones de humanos?
La comunicación entre humanos depende de nuestra inteligencia para compensar el Internet de mejor esfuerzo: la señal es débil, así que te diriges al exterior mientras tu cerebro desenreda lo que creíste oír y formula algunas breves preguntas. Incluso podemos permitir hablantes de lenguas extranjeras. Pero ¿qué pasará cuando la alarma de incendio de una empresa se comunique con el medidor de agua y con el camión de bomberos aproximándose? ¿Hablarán todos el mismo idioma? ¿Cómo harán frente a una señal caída?
Lo que es formidable no es solo la escala y el dinamismo de la comunicación M2M sino también sus exigencias de conectividad de alta calidad. El personal humano puede evitar una llamada perdida, pero un dispositivo de punto de venta mal configurado daría como resultado pérdidas de ingresos y clientes insatisfechos. Las organizaciones de salud ya están utilizando dispositivos móviles para registrar datos de pacientes en lugar del clásico portapapeles. Lo siguiente será el control remoto y el diagnóstico de los pacientes en casa, por lo que la fiabilidad de M2M se convierte en una cuestión de vida o muerte.
La Internet pública de hoy no es confiable para ofrecer un nivel consistente de servicio, fiabilidad, seguridad y flexibilidad para brindar algo tan esencial como el monitoreo en tiempo real, por no hablar de las implicaciones de la comunicación M2M. En cambio, existe una creciente demanda de servicios empresariales que ofrecen una conectividad segura adaptada a las necesidades estrictas de M2M de una empresa. Todo esto es posible gracias al rendimiento y la seguridad de las redes Carrier Ethernet privadas, pero aún toma semanas adaptar e implementar una solución de este tipo en una empresa. Por otro lado, Internet ofrece conexión bajo demanda desde cualquier parte del mundo, pero no es adecuado para aplicaciones M2M ya que no ofrece garantías de seguridad, fiabilidad y rendimiento.
Las aplicaciones M2M requieren un servicio de orquestación para automatizar todo el ciclo de vida de solicitud, aprovisionamiento, implementación, análisis y seguridad del servicio, para que los servicios empresariales de calidad garantizada puedan desplegarse rápidamente.  Esto está alineado con la visión de la "Tercera Red" de MEF, que combina lo mejor de CE 2.0 e Internet para brindar una red ágil, segura y orquestada como servicio: el cliente se registra y abona por un tipo y nivel de servicio determinado que estará disponible en el acto en cualquier lugar del mundo, independientemente de la tecnología de red que brinde ese servicio.  Y el cliente se asegurará de que la calidad del servicio seguirá estando disponible por el período necesario.
Ningún proveedor de servicio podría prometer tal nivel de servicio sin una orquestación del servicio automatizada para apoyar las demandas de planificación, realización, monitoreo, seguridad y análisis necesarios. Es una tarea difícil, pero Cortx Service Orchestrator de CENX está disponible ofreciendo una gestión de extremo a extremo del ciclo de vida de servicios a través de múltiples tecnologías y proveedores.
Cualquier proveedor de servicios que esté equipado para ofrecer y gestionar servicios de calidad empresariales con rapidez, eficiencia y bajo demanda correrá con una enorme ventaja en el mercado de M2M.

Para mayor información: http://www.cenx.com/cortx-service-orchestrator/index.html

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar