Fortinet revela que para el 61% de los ciudadanos el hogar conectado será realidad en los próximos cinco años

Fecha: Vie, 27/06/2014 - 16:12 Fuente: Dpto. de comunicación de Fortinet

Según su informe “Internet de las Cosas: el Hogar Conectado”
Fortinet revela que para el 61% de los ciudadanos el hogar conectado será realidad en los próximos cinco años

John Maddison, vicepresidente de marketing en Fortinet

Imagen cortesía de Fortinet

Fortinet®, líder mundial en protección de redes de alto rendimiento, ha anunciado los resultados de su informe global centrado en las preocupaciones que suscita entre los usuarios el “Internet de las  Cosas (IoT)”.  Bajo el título de “Internet de las Cosas: El Hogar Conectado,” se ofrece una perspectiva global del Internet de las cosas, los problemas de seguridad y privacidad que entran en juego, y cómo los ciudadanos hacen frente a estos nuevos retos en su hogar.   
“La batalla por el Internet de las Cosas ha empezado. De acuerdo con la consultora IDC, el mercado IoT espera alcanzar los  7.1 billones de dólares en 2020,” indicó John Maddison, vicepresidente de marketing en Fortinet.  “Los vencedores del hogar conectado serán aquellos fabricantes capaces de proporcionar seguridad y privacidad a la vez que un precio adecuado y las funcionalidad demandadas.”
La investigación se ha realizado durante el mes de junio a una muestra de 1.801 aficionados a la tecnología sobre el Internet de las Cosas en referencia al hogar conectado.

Estas son algunas de las principales conclusiones:
 
El hogar conectado es una realidad – La mayoría (61%) de los encuestados consideran que la casa conectada (en la cual los aparatos domésticos y electrónicos están conectados a Internet) es “muy probable” que sea una realidad en los próximos cinco años. En China, esta aseveración la realizó el 84% de los encuestados, mientras que en EE.UU. el 61% comparte esa opinión.
 
A los ciudadanos les preocupan las brechas de seguridad –  La mayoría de los encuestados se mostraron preocupados sobre que los aparatos de su casa con conexión a Internet pudieran sufrir una brecha de seguridad o su información sensible se viera afectada. En total, el 69% confirmó que este asunto les preocupa bastante.
 
Preocupación por la privacidad y la confianza – A la pregunta sobre si la privacidad de los datos recogidos, una gran mayoría de los encuestados consideran que “la privacidad es importante y no se fía de cómo sean usados esos datos”. 
 
La privacidad de los datos es un grave problema – Respecto a la cuestión sobre cómo se sentiría si un dispositivo de su hogar recopilara, sin usted saberlo, información y lo compartiera con otros, el 62% declaró que lo consideraría “una violación a su intimidad y tomaría medidas”.
 
Los usuarios quieren tener el control sobre quién accede a los datos recogidos -  En relación a la pregunta sobre quién debería tener acceso a los datos recogidos por un electrodoméstico conectado, la mayoría (66%) afirmó que sólo ellos sí mismos o aquellos a los que el dueño otorgue el permiso.
 
Se demanda una regulación por parte del Gobierno – Un 42% de los encuestados considera que debe ser el gobierno el que regule la recogida de datos, mientras que un 11% indicó que la regulación debería ser promovida por una organización independiente, no gubernamental. 
 
Los fabricantes de aparatos, responsables de su seguridad – Ante una vulnerabilidad descubierta en un aparato doméstico conectado, el 48%  de los encuestados afirma que es responsabilidad del fabricante del dispositivo actualizar y resolver ese problema. Sin embargo, cera del 31% de los encuestados respondieron que “debe ser el dueño del aparato el encargado de su actualización”.
 
La batalla que se avecina: routers para hogar seguros versus redes seguras – Los usuarios divergen sobre cómo asegurar los aparatos domésticos conectados. Para un 50% el router debe proporcionar esa protección, mientras que para el restante 50% ésta es responsabilidad del proveedor de Internet.
 
Los ciudadanos dispuestos a pagar por un hogar conectado – Al ser consultados sobre si “estaría dispuesto a pagar por un nuevo router inalámbrico para conectar sus aparatos domésticos”, el 40% respondió que “por supuesto”, mientras que un 48% contestó que “quizá”.  En línea con esta pregunta, más de un 50% declaró que pagaría más a su proveedor de Internet para que le permitiera que sus aparatos estuvieran conectados.
 
El precio es el elemento decisorio – Aunque algunas personas afirmaron que pagarían más porque sus hogares estuvieran conectados, cuando se pregunta sobre qué factores influyen a la hora de adquirir un aparato con conexión, en todos los países los encuestados coincidieron en señalar que el precio es un factor clave, seguido de características/funcionalidades y la marca del fabricante. 
 
“El Internet de las Cosas proporciona grandes beneficios a los usuarios, pero también representa un importante reto en cuanto a seguridad y privacidad de datos,” concluyó  Maddison. “Superar estos problemas requerirá una aplicación inteligente de diferentes tecnologías de seguridad, como autenticación de conexión en remoto, creación de redes privadas virtuales entre los usuarios y sus hogares, protección frente a malware y botnets y seguridad de las aplicaciones – aplicado bajo demanda, en la nube y como solución integrada por los fabricantes de dispositivos.” 
 
Metodología de la investigación
La investigación sobre “Internet de las Cosas: el Hogar Conectado” ha sido dirigido por  GMI, perteneciente a Lightspeed Research. La muestra está formada por individuos entre 20-50 años con casa en propiedad y con experiencia en el uso de tecnologías. La investigación se ha realizado en los siguientes países: Australia, China, Francia, Alemania, India, Italia, Malasia, Suráfrica, Tailandia, Reino Unido y Estados Unidos.
 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar