#hiperconectados

Fecha: Jue, 17/09/2015 - 17:38 Fuente: Por Ferran Amago, Decano del COETTC

Coche eléctrico, casa domótica, tablets en las aulas, wifi en el metro, conexión 5G…. vivimos en un mundo que a veces parece que va más deprisa que nosotros mismos. La tecnología y las telecomunicaciones han evolucionado de tal modo que vivimos en una era #hiperconectada donde los sucesos se conocen antes por las redes sociales que por los medios de comunicación habituales
#hiperconectados

Ferran Amago, Decano del COETTC

Imagen cortesía del COETTC

Tener una buena conexión a Internet se ha convertido en un servicio imprescindible como el agua, la luz o el gas, y ya muy pocos se atreven a salir de casa sin su smartphone.
Pero si las telecomunicaciones han avanzado a paso de gigante, su relación con los usuarios también. La agilización de las reclamaciones por parte de los usuarios es una asignatura pendiente y las operadoras de telefonía móvil, que son las que más descontento generan, hacen esfuerzos e invierten en mejorar la calidad de sus servicios. Porque hoy en día decidirse por una compañía u otra, aparte de los megas, la velocidad y los minutos gratis, es tan importante como la atención al cliente.
De hecho, una sociedad más tecnológica no implica un mundo más deshumanizado, sino al contrario. Establecer nuevas conexiones y facilitar la comunicación, antes inexistentes o casi imposibles, y a la vez facilitar y garantizar su buen uso, es un objetivo primordial. La accesibilidad y la mejora de la calidad de vida de las personas con algún tipo de discapacidad hacen unas telecomunicaciones más humanas y nos motivan a seguir investigando y luchando por un mundo sin limitaciones.
Sin embargo, a menudo la legislación funciona más lentamente que la tecnología y el volumen de datos que generan las personas es ingente y no deja de aumentar. El Big Data o datos masivos y su correcto tratamiento es un asunto comprometido que hay que tratar en profundidad. Lo mismo ocurre con el Internet de las cosas, ya que se prevé que en un futuro muy cercano cualquier objeto o utensilio que utilizamos diariamente (microondas, televisión, lavadora, etc.) se pueda programar y controlar fácilmente a través del teléfono o una app. Este hecho, que supondrá una gran ventaja y comodidad también puede provocar problemas de seguridad informática y habrá que estar atentos y preparados.
En la rápida evolución de las telecomunicaciones la mujer también ha tenido un papel relevante, como siempre. Motor de las revoluciones, transformaciones y cambios de paradigma, la mujer no es sólo una usuaria: es una ingeniera, una inventora, una creadora de nuevos sistemas, contenidos e importante influyente. No se conforma con ser una mera consumidora, es la protagonista en un mundo tecnológico que tiene que reaprender a valorar su influjo.
En este mismo sentido, también es importante valorar al emprendedor, resultado de sus éxitos y sus fracasos, preparado para apostar por nuevos nichos de mercado, asumiendo riesgos e inseguridades en esta aventura del “do it yourself”. Porque una sociedad sin personas emprendedoras es una sociedad condenada a la mediocridad, hay que potenciar el talento, la creatividad, las nuevas iniciativas, el crowdfunding, en definitiva, alimentar la ilusión y el esfuerzo para seguir inventando nuevos proyectos.
Si no fuera por alguien que en un determinado momento tuvo una idea y la llevó a cabo, ¿quién diría hace unos años que conseguir un billete de vuelo, comprar unas entradas para el teatro o pedir hora al médico sería tan fácil como hacer clic? En este nuevo orden mundial donde las telecomunicaciones son tan presentes, las transacciones económicas a través de la Red se han convertido en algo habitual, no exento de inseguridades, que nos ha facilitado a todos la vida. La identificación del ciudadano, como cliente o ante las administraciones, ha agilizado muchos trámites y eliminado gran parte de la burocracia pero ha generado nuevas controversias, como son la privacidad de los datos y la información personal.
La escuela no es un mundo aparte y la digitalización también ha llegado en este ámbito, transformando y reinventando el modelo educativo. Donde antes había una mochila con cuatro libros y un diccionario, ahora encontramos una tablet que contiene los mismos contenidos y el profesor utiliza una pizarra digital. Los docentes han adaptado las aulas y la manera de educar a las nuevas tecnologías y cada vez cobra más fuerza el entretenimiento como una nueva vía de alfabetización, o cuando menos, comparte más sinergias en el aprendizaje de niños y jóvenes.
Pero todo esto no sería posible sin las personas y actores que intervienen en el desarrollo de las infraestructuras. Nos he acostumbrado tan rápido a las nuevas tecnologías que a menudo olvidamos que detrás de un móvil, tablet, televisor, radio, alumbrado inteligente o portátil están las infraestructuras de telecomunicaciones y las personas que trabajan en ellas para que todo funcione correctamente.
En esta Diada de les Telecomunicaciones de Cataluña, que este año celebra su decimocuarta edición, daremos una visión global de las telecomunicaciones en todas sus vertientes, intentaremos acercarlas al profesional, al estudiante y también al usuario, esperando que sea una jornada que nos sirva para reflexionar, aprender, y sobre todo, disfrutar.

¡Os espero en la Diada de les Telecomunicaciones de Cataluña!

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar