Las empresas catalanas ocupan la segunda posición en la emisión de factura electrónica

Fecha: Mar, 15/07/2014 - 10:24 Fuente: Dpto. de comunicación de SERES

Según el “Estudio sobre la Factura Electrónica 2013”, realizado por SERES
Las empresas catalanas ocupan la segunda posición en la emisión de factura electrónica

En el apartado relativo al volumen de empresas que emiten factura electrónica, Cataluña tiene el 15,74%, un porcentaje inferior al del pasado estudio de 2012, en el que obtuvo un 21,55%

Imagen de Barcelona FOTO / telecomkh.com

Las empresas de Cataluña se sitúan en el segundo puesto de la tabla en cuanto a volumen de emisión de facturas electrónicas, un 8,70% menos que el pasado año. El importante respaldo de la Administración Pública catalana a través del proyecto Consorci AOC en 2009, sentó las bases de lo que hoy es un uso más generalizado de la factura electrónica.  Esta es una de las conclusiones del estudio sobre la Factura 2009-2013, realizado por SERES.
Cataluña desciende de posición en la tabla en volumen de facturas emitidas en 2013 con un 36 % del total. Pese a reducirse el porcentaje, lidera con una amplia ventaja la clasificación por delante de otras comunidades como Andalucía (4,07%) o Castilla León (3,84%). En cuanto al volumen de recepción de las facturas electrónicas, en 2013 Cataluña sigue estando entre las tres primeras comunidades con un 22,72% del total.
En el apartado relativo al volumen de empresas que emiten factura electrónica, Cataluña tiene el 15,74%, un porcentaje inferior al del pasado estudio de 2012, en el que obtuvo un 21,55%. En cuanto a la recepción, el volumen de empresas en 2013 tuvo un 17,92 % frente al 22,32 % del pasado año
Unos resultados –señala Alberto Redondo, Marketing Manager Iberia & Latam de SERES y responsable del estudio– que demuestran que, aunque Cataluña pierde terreno en relación a otras comunidades, sigue con la tendencia de liderar el impulso de la factura electrónica junto con a Madrid. Cataluña decidió e invirtió hace varios años que la factura electrónica debía ser un cambio inevitable en su actividad cotidiana. Quizás el único “pero” sea la dificultad que ha tenida la iniciativa pública de impulsar sin ataduras su uso. Hecho que puede convertirla en la “eterna esperanza de cambio”. Esperemos que la obligatoriedad en 2015 de la Ley 25/2014 sea el último empujón para que, realmente, su utilización sea masiva.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar