Los operadores móviles deben adoptar la estrategia VoLTE para ser emprendedores

Fecha: Mar, 27/05/2014 - 12:14 Fuente: Por Michael Tessler, presidente y CEO de BroadSoft

Hoy en día, las inversiones y el compromiso de los operadores móviles en construir redes 4G LTE han impulsado la VoLTE como una tecnología preparada para el mercado
Los operadores móviles deben adoptar la estrategia VoLTE para ser emprendedores

Michael Tessler, presidente y CEO de BroadSoft

Imagen cortesía de BroadSoft

Durante años, la Voz sobre LTE (VoLTE) se ha instalado a un ritmo lento, lo que ha provocado una ralentización de los despliegues de los operadores móviles. Los beneficios potenciales de VoLTE (más rentabilidad a nivel operacional, calidad de voz superior, habilitación de servicios de comunicaciones avanzadas, etc) fueron poco cuestionados, y garantizaban la calidad y la fiabilidad de los servicios end-to-end que resultaron difíciles de alcanzar y socavaron la confianza de los operadores que veían que la VoLTE se mantenía como una de las corrientes principales de la tecnología de consumo y empresas
Hoy en día, las inversiones y el compromiso de los operadores móviles en construir redes 4G LTE han impulsado la VoLTE como una tecnología preparada para el mercado. Atrás han quedado esos pequeños pasos iniciales que han sido reemplazados por las compañías más grandes del mundo. Esto no quiere decir que los retrasos en el lanzamiento VoLTE sean historia ya que los operadores continúan poniendo a prueba su fiabilidad. Sin embargo, en los últimos meses los principales operadores como SingTel en Asia, China Mobile, así como Sprint y T-Mobile en EE.UU. han establecido planes de lanzamiento VoLTE.
La cuestión ya no es si la VoLTE entrará en el mercado sino cómo debe entrar en él. En diciembre de 2013, la consultora de investigación de mercado iGR dio a conocer un estudio del impacto de VoLTE en los consumidores. Por ejemplo, el estudio ‘Pronóstico de Mercado VoLTE en EE.UU, entre 2012 – 2017: Still Moving Toward the VoLTE Era’, señaló que "los consumidores se beneficiarán de los muchos productos y servicios multimedia nuevos que los operadores móviles podrán ofrecer, teniendo en cuenta la transición del legado de las soluciones de voz a la nueva plataforma".
El estudio de IGR sugirió que los operadores móviles estaban en el centro de atención del mercado de consumo masivo como fórmula para recuperar rápidamente sus inversiones en redes LTE. Este enfoque del consumidor supone una fuerza impulsora detrás del objetivo inquebrantable por parte de los operadores de ofrecer una calidad de voz consistente y fiable. Es probable que los consumidores no cambien de operador o se pasen a VoLTE por la promesa de una mejor calidad de llamada (ya que la mayoría, la calidad de hoy en día es más que suficiente), pero seguro que los clientes cancelarían su suscripción si esta transición no resulta favorable.
El mercado de consumo es enorme, pero el mejor camino y el más inmediato para que los operadores móviles moneticen sus inversiones LTE, (y generen ingresos a partir de servicios de comunicaciones avanzadas que la VoLTE ofrece) es a través del mercado de la empresa. Centrarse en el mercado de la empresa no es fácil; el mercado de consumo es similar a contemplar la luna, imposible de ignorar, mientras que el mercado de la empresa es más distante, un planeta apenas visible a simple vista, que se pasa por alto fácilmente. Pero las nuevas tendencias y los factores de mercado están llevando el foco de atención a la iniciativa VoLTE, y están reforzando el argumento de que debe ser un componente central de la estrategia de un operador.

La creciente demanda empresarial para las UC favorece al VoLTE
Los operadores móviles se encuentran en el epicentro de dos tendencias convergentes: el deseo de ampliar las relaciones con sus principales clientes empresariales, y la creciente demanda de las empresas para las comunicaciones unificadas móviles (UC).
La demanda empresarial para soluciones UC móviles y en la nube es una oportunidad de mercado de $26 mil millones según International Data Corporation (IDC), y solamente está aumentando en valor y popularidad a medida que estos servicios se prestan a velocidades de red cada vez más rápidas. En lugar de centrarse únicamente en la voz y la mensajería tradicional, los operadores de redes móviles deben cumplir con las exigencias de la empresa móvil mediante la entrega de aplicaciones de UC sobre LTE, y ofreciendo a los usuarios finales una experiencia de usuario superior gracias a las inversiones en redes LTE.
El impulso de la demanda empresarial móvil para los servicios de comunicaciones unificadas está desarrollando la dinámica de los equipos de trabajo. Según U.S. Bureau of Labor Statistics., en 2020, la generación Y, también denominada ‘millennials’ constituirá casi el 50% de la fuerza laboral en EE.UU. y sólo cinco años después, esta cifra subirá hasta el 75 %.
La generación ‘siempre conectada’ traerá sus expectativas de comunicación dinámicas y diversas a la oficina, lo que significa que las empresas tendrán que planificar y gestionar la política empresarial BYOD.
Con los usuarios finales demandando comunicaciones unificadas móviles para que puedan trabajar de manera eficiente y desde cualquier lugar, las empresas recurrirán a los operadores móviles e incluso a los proveedores de servicios de línea fija, para ofrecer acceso móvil a voz, vídeo, mensajes y presencia instantánea, así como conferencias y capacidades de colaboración.

Enterprise VoLTE puede ser aprovechada para combatir la amenaza OTT
Cada día que los operadores móviles dejen de comunicarse entre ellos y de prestar servicios de comunicaciones unificadas empresariales, los Over-The-Top (OTT) pueden atribuirse aún más su propia mensajería, voz y otros servicios OTT entre un operador y su base de clientes. A pesar de que estos pueden entregar voz y mensajería potentes en red LTE, los operadores móviles están bien posicionados para ofrecer servicios LTE, ya que tienen una marca de confianza, el control de la red, la continuidad del servicio, y otros activos únicos que vienen junto con la propiedad de la red. Pero esta oportunidad no existirá de manera indefinida.
A medida que se acelera el lanzamiento de la VoLTE en los mercados globales, los operadores móviles deben determinar cuáles de sus servicios y características habilitadas sonarán rápidamente entre los usuarios y consumidores finales de la empresa. Los operadores parecen reconocer el factor tiempo, ya que según un estudio de IMS Research en 2013, "... el mayor cambio que se avecina en los próximos años será el surgimiento de la VoLTE", y más del 90% de los operadores participarán en un plan de estudio para desplegarla en 2015.

Los servicios UC para las empresas pueden ser entregados a la vez que se integran a VoLTE
La demanda empresarial actual de servicios de comunicaciones móviles y unificadas es muy fuerte, y las UC serán las primeras aplicaciones de volumen sobre LTE. En cierto modo, esto es posible porque éstas pueden ser entregadas en el mismo día. Además, el estado actual del mercado encuentra a los operadores móviles en todas las etapas de la migración LTE (2G, 3G, 4G). El desafío es cómo los operadores móviles pueden satisfacer esta demanda de la empresa si han migrado completamente a 4G LTE, si tienen planes de migrar en el corto plazo, o si continúan aprovechando las redes 2G/3G.
Suponiendo que los operadores móviles potencian la plataforma Telephony Application Server (TAS) con la funcionalidad de voz Call Continuity, los servicios de comunicaciones unificadas pueden pasar sin esfuerzo de las redes tradicionales y migrar a la VoLTE. Esto permite a los operadores móviles entrar en el alto mercado de UC con clientes empresariales que van a migrar a sus red LTE a medida que construyen sus capacidades VoLTE. La capacidad de los operadores para ofrecer servicios de telefonía móvil y de comunicaciones unificadas para empresas y consumidores en todas las etapas de la transformación LTE, puede dar lugar a nuevas oportunidades de ingresos a través de servicios mejorados, una mayor satisfacción del cliente, una reducción de la rotación, y la capacidad de obtener beneficios económicos con sus inversiones en redes LTE de forma más rápida.
La oportunidad para los operadores móviles de captar ingresos y clientes empresariales es tangible; y mientras que los servicios de consumo deben ser siempre una oferta básica, los operadores móviles deben seguir centrados en la empresa a medida que vayan ejecutando y desarrollando su estrategia VoLTE.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar