Un gasteiztarra de 28 años ganador del concurso BEING BIRD para el desarrollo de una app de localización de aves

Fecha: Mié, 20/11/2013 - 14:27

Su aplicación se dirige tanto a particulares, como a empresas u organizaciones de aves, que entre otras funcionalidades permitirá acceder a información sobre las diferentes especies, rutas ornitológicas, migratorias, etc.

Un gasteiztarra de 28 años ganador del concurso BEING BIRD para el desarrollo de una app de localización de aves

Iker Fernández de Antona, gasteiztarra de 28 años, ganador del Concurso BEING BIRD

Imagen cortesía de GAIA

Iker Fernández de Antona, gasteiztarra de 28 años, ha sido elegido ganador del Concurso BEING BIRD para el desarrollo de una aplicación (app) de localización de aves descargable y manejable desde cualquier dispositivo electrónico. Además de una dotación económica, el jovenLicenciado en Ingeniería Técnica en Informática (Mondragon Unibertsitatea) y en Ingeniería Superior en Informática (Universidad de Deusto),  tendrá ocasión de desarrollar la aplicación con los socios del Proyecto MONNA y en estrecha colaboración con Urdaibai Bird Center.
La app ideada por Iker Fernández de Antona está estrucutrada en dos partes y cuenta con un servicio web y con aplicación android, que funciona con WIFI o GPS, permite leer códigos QR, realizar búsquedas, multi-idioma, etc.
El concurso BEING BIRD, dirigido a estudiantes universitarios, fue convocado el pasado mes de junio por el Cluster de Electrónica, Informática y Telecomunicaciones del País Vasco (GAIA-Cluster TEIC), en colaboración con Universidad de Deusto y Urdaibai Bird Center, en el marco del Proyecto de I+D MONNA, en el que se investigan técnicas de satélite para el seguimiento de aves y que pretende que Europa alcance el liderazgo mundial en materia tecnológica para la monitorización de la naturaleza.
Según su creador, la aplicación galardonada se dirige tanto a empresas, organizaciones de aves, ornitólogos o usuarios individuales, “que o bien por hobby o bien para poder estudiar su comportamiento y las diferentes rutas que siguen, deseen gestionar información sobre diferentes aves”. Además, se podrá ejecutar desde dispositivos móviles.
La app cuenta con varias funcionalidades de fácil uso e intuitivas para el usuario. Entre otros contenidos, plantea una guía de aves, rutas onitológicas, migratorias, así como una búsqueda avanzada donde se podrán consultar las aves por su nombre científico y/o común.
Asimismo, permite realizar acotación de búsqueda por hábitat, región, color, tamaño, forma, forma del ala, tipo de llamada, e incluso por donde se puede encontrar el ave en función de los meses del año. Una vez realizada la búsqueda, el usuario accede a la ficha del ave, pudiendo ver una galería con diferentes imágenes del ésta, su nombre, raza y características; el hábitat en el que se le puede encontrar y la dieta. Además, desde esta ficha se podrá escuchar el canto característico de la raza en cuestión.
Se prevé que esta aplicación resulte de gran utilidad para usuarios que se encargan del cuidado o cría de aves, porque se ha incorporado la opción de que desde la propia aplicación se puedan leer códigos QR, que podrían sustituir a las típicas anillas metálicas que suelen llevar las aves. Así, el usuario simplemente captando el código con su cámara, podrá visualizar la ficha e introducir nuevos datos como la ubicación donde se ha encontrado el ave, observaciones, etc.

Proyecto Monna
El proyecto Monna, financiado por el Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra 2007-2013, está desarrollado por un consorcio de cinco socios, tres de ellos del País Vasco (GAIA-Cluster TEIC, Aranzadi /Urdaibai Bird Center y Vicomtech IK4) y dos franceses (ESTIA y Aguila Technologie), siendo Gaia el coordinador del mismo.
El principal objetivo del Proyecto es conseguir que Europa alcance el liderato mundial en materia tecnológica para la monitorización de la naturaleza. Para ello, combina el desarrollo tecnológico para el análisis de las migraciones de aves a través de tecnologías emergentes de base europea en el ámbito del geoposicionamiento, con la creación de un living-lab que lance un sector económico emergente, la monitorización de la naturaleza.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar